Sinopsis

Durante 25 años el autor ha investigado la psiquis humana y todas las líneas de pensamiento psicológico, con la intención de encontrar las bases del desarrollo emocional y poder aportar las directrices apropiadas para un equilibrio psicológico.

Este libro expone el desarrollo emocional del ser humano desde su nacimiento hasta la adolescencia.

De este estudio y de la experiencia con sus pacientes, el autor desarrolló las bases de la “Educación Emocional”. Como se desarrollan las emociones del niño año por año y la posibilidad de educarlas de la forma más adecuada posible.

El libro es fruto de esta investigación y va dedicado al público en general, a padres u educadores. Escrito en un lenguaje llano, con la intención de ayudar y contribuir a esta tan loable tarea educativa de los hijos.



Introducción


La teoría de la Educación Emocional, se desarrolló partiendo de la inquietud psicoterapéutica al no encontrar explicaciones satisfactorias y claras, que dieran cuenta, del origen de las manifestaciones sintomáticas en los trastornos considerados habitualmente como "neuróticos" y del por qué, asumen diferentes modalidades.

De hecho, la Psicología expone de manera extensa diferentes teorías al respecto. Una de las teorías vigentes, explica la génesis de estas dificultades, partiendo de la base de la conducta y el pensamiento presente, aludiendo a sistemas de creencias que subyacen a estos trastornos y a esquemas de pensamientos disfuncionales que lo sostienen.

Otra de las teorías de importancia intenta demostrar que el origen de dichos trastornos se sitúa en los traumas infantiles, reales o fantaseados, que experimenta un individuo.

Pues bien, la “Educación Emocional” ofrece una explicación partiendo del “desequilibrio emocional”. Podríamos decir que la “Educación Emocional” está en mitad del camino de los dos postulados anteriores. Cubre el “vacío” que existe entre los traumas infantiles (pasado remoto) y la conducta y pensamiento (presente).

En el desarrollo psicológico del ser humano se van estableciendo diferentes etapas evolutivas que se suceden de forma gradual. Cada etapa vivida tiene una influencia sobre la posterior, y recibe una influencia de la anterior. No son etapas que surgen o aparecen de la nada de manera espontánea. Podríamos exponerlo gráficamente como una espiral en la que se da una retroalimentación continua y un intercambio de experiencias que dan como resultante una personalidad en permanente evolución. Por tanto, no podemos pretender explicar nuestro carácter y personalidad partiendo sólo de la base del presente, así como tampoco lo podemos pretender partiendo sólo del estudio de los traumas del pasado.

Es evidente que el pasado influye y decide en parte nuestro carácter y personalidad del mismo modo que el presente también determina en parte el comportamiento y la actitud. Sin embargo, nos encontramos con cuestiones que no habían sido respondidas antes y que nos ubican en una posición a mitad del camino. ¿Qué hay o hubo entre el pasado y el presente? ¿o no ha existido? ¿o no lo hemos vivido? ¿Este “recorrido” entre el ayer y el aquí y ahora, no tuvo ninguna influencia en nosotros?.

Las respuestas se encuentran en el estudio del desarrollo de la “Educación Emocional”, en cómo fue cada sujeto atravesando las diferentes etapas incorporando determinados aspectos que inciden en su trastorno actual. La "Educación Emocional" pretende explicar el porqué de nuestra conducta y actitud y el origen de los síntomas o cuadros psicopatológicos que sufrimos y, desde la mejor comprensión de los mismos, disponer de técnicas adecuadas que permitan optimizar la calidad de vida de las personas. En la segunda parte del libro, se expone una de estas técnicas, es la técnica REEDIN (Reeducación Emocional del Inconsciente).

Disseny Diez4

Copyright © 2014. All Rights Reserved.